"Por nada estéis afanosos, sino sean notorias vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros entendimientos en Cristo Jesús. Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad."

Filipenses 4:6-8

 


Videos CCStgo

Debe tener instalado Flash Player en su navegador para poder visualizar este contenido.

Fotografías

Suscribirse al Boletin

Recomienda este sitio

Los milagros de Jesús

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

AddThis Social Bookmark Button

En el corazón de Dios está el propósito de tener una familia de muchos hijos semejantes a Jesucristo.

Génesis 1:26-27 “Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen,  conforme a nuestra semejanza;  y señoree en los peces del mar,  en las aves de los cielos,  en las bestias,  en toda la tierra,  y en todo animal que se arrastra sobre la tierra. Y creó Dios al hombre a su imagen,  a imagen de Dios lo creó;  varón y hembra los creó.” RV60)

 

Semejantes, parecidos a Dios, ésa es la sustancia. Cuando el hombre pecó fue necesaria la intervención de su propio Hijo para redimirnos de las garras de Satanás. Ahora, los redimidos que confiesan a Jesucristo como Señor forman la iglesia.
 
Colosenses 1:28 “… a quien anunciamos,  amonestando a todo hombre,  y enseñando a todo hombre en toda sabiduría,  a fin de presentar perfecto en Cristo Jesús a todo hombre.”  (RV60)
 
Destacamos la persona de Jesucristo en sus milagros, sus señales y sus prodigios.

  • Convierte el agua en vino. Juan 2:1-11
  • Multiplicación de 5 panes y dos peces.  Mateo 14:13:21
  • La tempestad.  Mateo 8:23-27
  • Pesca milagrosa. Lucas 5:5-6
  • Camina sobre el agua. Juan 6:16-21
  • Echa fuera demonios. Mateo 8:28-34
  • Sana un leproso. Lucas 5:12-16
  • Sana a diez leprosos Lucas 17:11-19
  • Sana a la suegra de Pedro. Marcos 1:29-31
  • Sana al hijo de un oficial. Juan 4:46-53
  • Resucita al hijo de una viuda. Lucas7:11-17
  • Resucita a Lázaro. Juan 11:38:44
  • A la hija de un principal de la sinagoga. Lucas 5:35-43

Los milagros de Jesús se divulgaron por toda Judea y por todas las ciudades vecinas. Jesús tenía compasión por los desvalidos, por los que sufrían, por los pobres de espíritu; la compasión de Jesucristo tiene que traspasarse a nosotros.

Jesucristo tiene la misión de rescatar al hombre y ponerlo nuevamente en el camino que Dios había propuesto en el principio.

Jesucristo es el camino por el que tenemos que andar. Jesucristo es la meta y tenía todos los dones, las gracias y el poder. Cuando regresa al Padre deja los dones, gracias y el poder a la iglesia, que es su extensión.

Nosotros somos parte de la iglesia universal, la que se encuentra a través de todo el mundo confesando a Jesucristo como el Señor de sus vidas.

Efesios 4:7Efe 4:7  "Pero a cada uno de nosotros se nos ha dado gracia en la medida en que Cristo ha repartido los dones.”  (NVI)

Hechos 2:1-4 “Cuando llegó el día de Pentecostés,  estaban todos juntos en el mismo lugar. De repente,  vino del cielo un ruido como el de una violenta ráfaga de viento y llenó toda la casa donde estaban reunidos. Se les aparecieron entonces unas lenguas como de fuego que se repartieron y se posaron sobre cada uno de ellos. Todos fueron llenos del Espíritu Santo y comenzaron a hablar en diferentes lenguas,  según el Espíritu les concedía expresarse.” (NVI)

Nosotros tenemos por lo menos un don. Si lo ejercitamos, el Señor lo irá multiplicando. Él dice: “si en lo poco eres fiel, en lo mucho te pondré”. Si te ha dado un don y lo usas,  te dará otro y otro y nos vamos realimentando con los dones en la fe.

Mateo 10:7  “Dondequiera que vayan,  prediquen este mensaje:  Él reino de los cielos está cerca.'
Sanen a los enfermos,  resuciten a los muertos,  limpien de su enfermedad a los que tienen lepra,  expulsen a los demonios.  Lo que ustedes recibieron gratis,  denlo gratuitamente.”
(NVI)
 
Está hecho el equipamiento y la demanda del Señor. Ahora, debemos ejercer fe y manos a la obra. Oremos por los enfermos ejerciendo fe que será hecho y será hecho, lo demás le corresponde al Señor; Él es soberano para sanar y para no sanar. El es el Señor, nosotros simplemente tenemos que orar. La clave es creer y creerle a Jesús.

En Lucas 8:45-48, hay un ejemplo de fe de parte de quien recibe y de quien otorga poder: la mujer que detuvo el derrame de sangre.

Juan 14:12-14 “Ciertamente les aseguro que el que cree en mí las obras que yo hago también él las hará,  y aun las hará mayores,  porque yo vuelvo al Padre. Cualquier cosa que ustedes pidan en mi nombre,  yo la haré;  así será glorificado el Padre en el Hijo. Lo que pidan en mi nombre,  yo lo haré.” (NVI)


(NVI) La Santa Biblia Nueva Versión Internacional (1984)
(RV60) La Santa Biblia Reina-Valera (1960)

Comentarios

Nombre *
Email (Para verificación y Respuestas)
Código de seguridad   
ChronoComments by Joomla Professional Solutions
Enviar Comentario
.